Publicado el

Nuevos criterios de publicación en Tolstoievski

A punto de cumplir dos años en el proceloso mundo de la edición independiente, en Tolstoievski hemos hecho balance de nuestra cuatro publicaciones y hemos aprovechado la pausa navideña para sentarnos y reflexionar sobre los derroteros de nuestra editorial.

Está claro que no lo hemos petado todo lo fuerte que nos habría gustado.  No aparecemos en los grandes suplementos culturales, no nos han querido reseñar pese a recibir puntualmente nuestras obras y tenemos claro que hay un gran motivo para ello. No tiene nada que ver con la calidad de nuestras obras, sino con otra suerte de detalles que hemos podido averiguar a base de hablar con otros editores independientes. Así que, como para nosotros lo importante es LA FAMA Y EL DINERO, hemos decidido cambiar nuestros criterios de selección de manuscritos, los cuales enumeramos a continuación para evitar malestar, engaños y tristeza entre los escritores que nos remiten el fruto de su trabajo.

1.- Sólo publicaremos a escritores que fumen en pipa. Está claro que en el siglo XXI la imagen es lo primero, y lo que necesitan los suplementos culturales y críticos es una foto tó wapa de un escritor para abrir así a página entera el artículo. Ya saben: más foto, menos palabras que escribir sobre ese librete de temática sobada que acaba de publicar esa editorial que siempre está en los suplementos. Así que, lamentablemente, sólo podremos publicar obras de Sartre, Cortázar y Margarita Landi.

Nacido para ser cuqui

2.- Publicaremos sólo libros que podamos vender a 40 pavos. Ya se sabe: si es barato, seguro que es malo. ¿Por qué iba alguien a sacar algo a un precio accesible si tiene calidad literaria? Hay que sablear al lector: que se gaste casi 30 euros por un engendro como Patria. Y si duda, que lea los cientos de artículos y reseñas de la prensa amiga: el equivocado eres tú, ¿no ves que son casi 30 pavos, nen? Más caro, más calidad. Como los iPhones. Hay que pagar por la manzanita editorial, amigo.

3.- Abrimos sección de Pohesía. Sí, con H de Hueca. Los tuiteros intensitos podéis mandar vuestras ocurrencias a marwanmola@tolstoievski.com. Limitación de caracteres del poema: 120. ¿Acaso hace falta algo más para narrar el abismo de la vida, el temor a perderlo todo, el infierno de saber que la vida es ir doblando banderas que no son tuyas?

 

Comprendemos que estas tres nuevas premisas son un gran cambio en nuestra filosofía, pero estamos seguros de que con esto, no dejaréis de vernos en El Cultural, Babelia, Radio3 y La Hoja Parroquial de Burgos.

Y si nos veis ahí, es que todo habrá merecido la pena.

 

Atentamente vuestro,

El tolstoeditor barbudo con pipa.